Contenidos
line-cabezal

Chile y las tendencias del retail

El acelerado avance tecnológico ha sido el impulso para que los consumidores se transformen en una suerte de consumidores avanzados, conocidos como Clientes 2.0, capaces de incluso traspasar las fronteras físicas de una región, optando a mercados globales, amplios y de vanguardia. Lo anterior ha significado para el sector comercial grandes transformaciones, las cuales además de beneficiar el crecimiento productivo del país, han tenido que adaptarse de forma radical a los nuevos hábitos de consumo en los hogares. Comienza el progreso tanto en las empresas como en los consumidores del siglo XXI, a quienes llamaremos nuevos consumidores.

La realidad histórica comercial en la que vivimos ha hecho que la Cámara de Comercio de Santiago se replantee sobre las grandes tendencias que se producen en el sector, recogiendo información cualitativa a través de su Departamento de Estudios. El objetivo es determinar las principales tendencias del comercio en Chile, pues estamos insertos en un mundo de constante cambio que nos demanda a estar en constante adaptación a los cambios, por lo que es primordial identificarlos y monitorearlos.

Los resultados del estudio arrojan los nuevos patrones culturales y de consumo, así como también de un nuevo entorno normativo y regulatorio, lo que ayudará a las empresas a definir nuevas estrategias de inversión, financiamiento y distribución.

Aquí van los puntos más relevantes del análisis de la industria en cuanto al estudio “Nuevas tendencias del retail en Chile 2016”, que también comprende los años siguientes:

  • Las estrategias de inversión hacen foco en elevar la eficiencia y la productividad.
  • La expansión internacional privilegia mercados latinoamericanos de alto crecimiento: Perú y Colombia siguen siendo mercados atractivos a mediano y largo plazo.
  • El despliegue de metros cuadrados de sala de venta pierde impulso. La migración a canales online gana terreno.
  • Pese a la desaceleración en tiendas físicas, el formato outlet mantiene su buena salud y avanza a su madurez.
  • Disminuye la dotación de vendedores por metro cuadrado y aumenta la incidencia de la tecnología.
  • Crece el modelo de tiendas de especialidad (sobre todo de vestuario) y las tiendas por departamento reaccionan reforzando su estrategia de marcas propias.
  • Consumidores informados, empoderados y exigentes son el centro de gravedad del retail moderno.
  • El diseño de experiencias de consumo se transforma en el principal vehículo de fidelidad de marca.
  • El comercio electrónico se mueve hacia el centro estratégico de los grandes retailers.
  • El móvil se transforma en el principal punto de contacto con el cliente.
  • La “internet de las cosas” llegará a las salas de venta.
  • La revolución en medios de pago móviles tarda, pero debe llegar.
  • La Big Data se sigue acumulando, pero los líderes ya avanzan en su implementación.
  • Las nuevas tecnologías revolucionan la administración logística y el transporte.
  • En el futuro, la impresión 3D transformará radicalmente y para siempre el retail.

Es un hecho que la tecnología provoca y seguirá provocando diversas transformaciones en la experiencia de compra de los nuevos consumidores. Hoy, aún existen debilidades en el retail como, por ejemplo, el despacho de los productos en cuanto al comercio virtual. Existe un rango de tiempo de entrega muy amplio, lo que termina por agotar y aburrir a los nuevos consumidores. Sin embargo, cabe rescatar que el sector comercial, luego del análisis de las tendencias, tratará de mejorar los productos y servicios de su oferta, como también los avances en productividad, distribución, emplazamiento regional y estrategias de expansión internacional, para así brindarles a los estos nuevos consumidores la experiencia de compra que demandan.